*

*

Seguir

sábado, 23 de julio de 2011

9- Intentos de recuperación de los niños por el régimen


Telegrama de la FET- JONS exigiendo retorno de niños evacuados
Fondos UGT

La vuelta a España de los niños deportados, especialmente los que estaban en la Unión Soviética, seguía considerándose por el régimen franquista un objetivo político a perseguir. Incluso antes de terminar la propia guerra, la Falange tomó a su cargo dicho objetivo, haciendo bandera del mismo en su búsqueda del mayor protagonismo politíco posible dentro del futuro Estado franquista. Manuel Hedilla, Jefe Nacional de la organización, enviaba en 1937 una carta al diario The Times pidiendo ayuda ante lo que calificaba como "inhumana exportación de niños" a la URSS, ofreciéndose incluso a sufragar los gastos de mantenimiento de los pequeños.
Nuestra pobre FALANGE, pobre de dinero y poderosa de aliento, quiere para sí sola el sacrificio que suponga el cuidado de esos miles de niños.
El encargo de su consecución se hizo al Servicio Exterior de la Falange, cuyos fondos se encuentran en el Archivo General de la Administración (Alcalá de Henares). De ahí proviene un documento de 1949 referente a los métodos empleados en la empresa:
Nuestros delegados en el extranjero solicitan su devolución a España; en un 99 por ciento de los casos esa solicitud es denegada. Se recurre entonces sin miramientos a los medios extraordinarios, con los que, de una forma u otra, casi siempre se logra al fin obtener al menor.
El primer repatriado de este modo fue uno de los niños que, convertido en soldado del Ejército Rojo, cayó prisionero durante la guerra ruso-finesa. De las informaciones obtenidas por él la Falange deducía la preparación como "activistas" de los niños españoles. Dicha versión hubiera venido avalada por aquella captura nazi de una docena larga de chicos en 1942, supuestamente miembros de una "escuela de activistas". Sea como fuere, el régimen siempre sospechó que los "niños" repatriados pudieran ser agentes filocomunistas. Aún en 1952, en un artículo publicado, entre otros medios, en El Correo Español - El Pueblo Vasco, el escritor y poeta falangista Federico de Urrutia señalaba como tema pendiente de la guerra "los menores expatriados en 1937 que lo fueron a la fuerza o engañados". En él señalaba específicamente a los enviados a la URSS, que
dada la infrahumana educación recibida [...] ya habrían dejado de ser criaturas humanas, para convertirse en desalmados entes sovietizados.
Siguiendo esa doctrina, se dio algún caso en que una vez repatriado el niño, ni siquiera era devuelto a su familia, "por no ofrecer [...] ninguna garantía sobre su educación", siendo entregado al Auxilio Social.

Fuente Wikipedia

Documento sobre repatriación de niños
Fondos UGT

lunes, 18 de julio de 2011

8-Tras el fin de la guerra


Soldado ondeando la bandera soviética en lo alto
del Reichstag de Berlín


El fin de la guerra
Finalmente, el 7 de mayo de 1945, la Alemania nazi capitula sin condiciones ante los aliados. La pesadilla de la guerra más sangrienta de toda la historia de la humanidad, terminaba. En total, 21 millones de soviéticos perecieron: 8 millones de civiles y 13 millones de militares, entre ellos, podríamos contar con  exiliados españoles que dieron su vida por la libertad.

Aunque el fin de la guerra pareciera el también fin del sufrimiento de los niños exiliados, no fue así, puesto que la postura de Stalin fue claramente contraria al regreso de los niños españoles.

Muerte de Stalin
Con el paso de los años y a pesar de su perfecta adaptación a la Unión Soviética los niños españoles comenzaron a formar sus familias casándose con mujeres y hombres rusos, (los españoles casados con rusas regresarían a España, aunque las españolas casadas con rusos permanecerían allí) iniciándose en su vida laboral con todo aquello aprendido que les impartieron en la URSS desde un comienzo.

El recuerdo infantil de esa España que había quedado atrás en sus vidas continuaba más presente que nunca, las ganas de regresar a su país natal eran cada vez más fuertes, pero la política estalinista como ya sabemos se negó a devolver a sus niños republicanos españoles a una dictadura instaurada por Franco, como cita uno de los protagonistas de la película las palabras de Stalin fueron “la República me dio a los niños, y solo los devolveré a la República”.

Jruschov mantuvo a partir de 1956 mejores relaciones con España, ahora de régimen franquista, por ello y gracias a la Cruz Roja Internacional los niños tuvieron por fin la posibilidad de su tan anhelada vuelta a España después de 20 años de intentos fallidos y propuestas denegadas.

Varias fuentes

jueves, 14 de julio de 2011

7- Batalla de Stalingrado 1942-1943

Batalla en las calles de Stalingrado en Enero de 1943


Batalla perpetrada entre junio de 1942 y febrero de 1943, con victoria soviética final, que llevó a la muerte a unos 2 millones de personas y supuso el inicio del fin de la Alemania nazi.
Sin faltarles su alojamiento y su educación, empezaron a trabajar en algo nuevo para ellos: los duros campos agrícolas soviéticos, los koljoses.
Según el testimonio de uno de los niños de la guerra, Francisco Vega: “Era la guerra, había que trabajar”
Más adelante, ya con el ataque alemán más debilitado y en progresiva retirada ante el ejército soviético, los niños más jóvenes fueron siendo enviados a las inmensas fábricas de armamento militar para abastecer al frente y al inmenso ejército.
En 1944, se inició el viaje de vuelta a Moscú. No mucho menos duro que el de ida, en este viaje había un deseo no muy lejano en los niños y el pueblo soviético; el fin de la guerra.
A su llegada a Moscú, los niños fueron repartidos en los albergues especialmente adaptados para su estancia, que en muchos casos se hizo muy larga. Muchos empezaron a trabajar al llegar, gran parte todavía para equipar al ejército Rojo, a punto de librar la última batalla, el último suspiro de la guerra; Berlín

Varias fuentes