*

*

Seguir

viernes, 28 de marzo de 2014

El Gobierno agasajó en Navidad a un teniente franquista de la División Azul por "tradición"

De izquierda a derecha, el general Alcañiz, el teniente de Infantería Pérez Casado
y el general González Bueno, el pasado diciembre.E.T.
Defensa entregó en diciembre a Pérez Casado un "presente" con motivo de la Pascua Militar, a pesar de que el anciano fue voluntario de la División Azul nazi
 
Iñigo Aduriz - Público - Madrid 26/03/2014
El Gobierno ha justificado esta semana que las pasadas Navidades altos mandos del Ejército homenajearan a un militar que centró toda su labor profesional al servicio de la dictadura franquista. El teniente de Infantería Germán Pérez Casado, que tenía entonces 99 años, recibió el pasado 17 de diciembre en su domicilio la visita del jefe de Fuerzas Pesadas, el general Alcañiz, y del presidente de la Hermandad de Veteranos en Burgos, el general González Bueno, "con motivo de las fiestas navideñas", tal y como recogió entonces la web del Ministerio de Defensa. Dicha página explicaba que Pérez Casado es el militar "más veterano de Burgos".
 
 
Y precisamente esa es la razón que da ahora el Ejecutivo para justificar esa entrega de "un presente" al veterano teniente de Infantería que desempeñó toda su carrera sirviendo al dictador Francisco Franco. En una respuesta parlamentaria a Amaiur a la que Público ha tenido acceso (ver PDF), Defensa argumenta que "es tradición del Ejército de Tierra que, en algunas localidades de España en las que hay unidades establecidas, el militar de mayor empleo visite al militar retirado de mayor edad para felicitarle con motivo de la celebración de la Pascua Militar", que se conmemora cada 6 de enero.
 
En diciembre, Defensa realizaba en su web un breve resumen de la trayectoria profesional de Pérez Casado. Explicaba que nació en octubre de 1914, y que "estuvo destinado en Seo de Urgel, Cartagena, Cádiz, Bilbao y Burgos", antes de recorrer "prácticamente toda la geografía durante su época de militar en activo". Pero además, el propio Ejército reconocía que en la década de los años 40 el militar "fue componente de la División Azul", unidad de voluntarios nazis de la Segunda Guerra Mundial.
 
"Una clara apología del franquismo"
Ayer, el diputado de Amaiur Jon Iñarritu que presentó las mencionadas preguntas al Gobierno consideraba en declaraciones a este diario que el Ejecutivo "no sólo incumple la Ley de Memoria Histórica, sino que además hace una clara apología del franquismo y del nazismo y un acto de desprecio a las víctimas de los regímenes totalitarios como fueron el franquismo y el nazismo".
 
Iñarritu recordaba que "la Unión Europea ha llamado la atención al Gobiern , en más de una ocasión, sobre la apología de regímenes totalitarios", si bien el equipo que preside Mariano Rajoy "se mantiene en sus trece", tratando de "normalizar homenajes a la División Azul o a militares franquistas". A su juicio, hechos como el homenaje a Pérez Casado "son clarificadores para entender lo que es la esencia misma del PP, que, además, en otras situaciones exige todo tipo de condenas y rechazos, mientras ellos son incapaces de actuar con el mínimo sentido común en el rechazo del franquismo, nazismo y las personas que tomaron parte en él".



domingo, 23 de marzo de 2014

Ángel Pestaña: el obrero español que se enfrentó a Lenin



Ángel Pestaña Núñez nació el 14 de febrero de 1886 en Santo Tomás de las Ollas, en el Bierzo leonés, en el seno de una familia pobre de mineros. Creció sin haber conocido a su madre, y siendo todavía niño, quedó huérfano de padre, por lo que solo en el mundo y ya endeudado, tuvo que ganarse el sustento como minero, ferroviario, calderero, albañil, almacenista... hasta que finalmente aprendió la profesión de relojero. A los 15 años fue encarcelado 3 meses en Sestao por haber hecho unas declaraciones espontáneas en un mitin a favor de las 8 horas. Huyendo de la miseria recorre España, Francia y el Norte de África, hasta que finalmente fija su residencia en Barcelona, donde pronto entra en contacto con los círculos libertarios.
 
Al igual que Seguí, del que se considera discípulo, participará activamente en los congresos obreros, y en las huelgas de 1917 y 1919, por la que fue nuevamente encarcelado. En 1919 es designado director del principal periódico libertario, el Solidaridad Obrera, y al igual que el Noi del Sucre defenderá la unidad, siendo partidario de la fusión CNT-UGT, y clamará contra toda violencia, incluida la dirigida por sus propios correligionarios. Pestaña encarna el tipo de militante místico y austero que abundaba en la tierra castellana. Con una durísima infancia y juventud, decían que él era un hombre metódico, puritano, poco locuaz, taciturno y a veces áspero. Un compañero suyo afirmaba que si hubiera vivido en los tiempos de la conquista de ultramar, hubiera sido un buen misionero.
 
Era un asceta, un leonés hecho para el sufrimiento. En 1920, es elegido por sus compañeros para viajar a Rusia, e informar del nuevo Estado allí surgido y ver, si se adherían o no a la III Internacional. Tras recorrer Europa, sin dinero y con orden de busca y captura, asiste al II Congreso de la Internacional Comunista. Allí pasará a la historia como el obrero español que rebatió ¡al propio Lenin! Su intervención de apenas diez minutos, llamó poderosamente la atención de los jerarcas soviéticos, entre los que se encontraban Trosky, Zinoviev y Lenin, y fue una durísima crítica y un alegato por la libertad.
 
Hubo de ser cortado, y se gastó casi una mañana en rebatirle, resumido en la famosa frase de Lenin: Libertad, ¿para qué? De ese viaje redactó un informe narrando todo tipo de corrupciones (cruceros, vodka, limpiabotas...) que manejaban los líderes comunistas, y cómo compraron a los representantes europeos. Según informes del propio congreso solamente dos compromisarios no habían aceptado dinero para el viaje de vuelta: Ángel Pestaña y el también español, Fernando de los Ríos, que iba en representación del Partido Socialista. Por los informes de ambos, la CNT y el PSOE no se adhirieron a la Internacional Comunista.
 
A su regreso fue detenido nuevamente, pasando casi dos años en la cárcel, sin disminuir la actividad militante. Al comenzar la Guerra Civil, Pestaña reingresó en la CNT, y luchó por evitar las matanzas en la retaguardia, existiendo muchos testimonios de personas a las que liberó, simplemente condenadas por el delito de ser católico, leer El Debate o el ABC. El fanatismo pasó por encima de él y ya no volvería a jugar un papel importante, comenzando una rápida enfermedad, que le llevó a la muerte el 11 de diciembre de 1937. Su entierro fue una auténtica manifestación de dolor a la que asistieron miles de ciudadanos. El Partido Comunista fue la única organización que no envió representación. Su única herencia fue una deuda de 6.000 ptas. En médicos y medicinas, que saldaron sus amigos.

Ideales y desengaños. Cartas desde Rusia a un hermano (1941-1942)

 
Ideales y desengaños. Cartas desde Rusia a un hermano (1941-1942) de Montserrat Torra i Puigdellívol
En 1941, Daniel, un joven alférez de 21 años, escribe a su hermano Albert, de 25, una serie de 33 cartas que constituyen una unidad conceptual muy clara: el proceso, lleno de incertidumbres, ilusiones y decepciones, que vive Daniel en busca de un futuro profesional y vital.
 
Las primeras 14 cartas van de Tarragona a Manresa, lugares de residencia respectivos, hasta que las cartas empiezan a llegar desde Alemania y Rusia, porque Daniel se ha incorporado a la División Azul.
 
Albert puede leer, entonces, fragmentos como éste: “[...] estas heladas y nevadas tierras rusas, que tienen, como nos describen todos los autores, algo de ensueño, de misterio, de desolación, de tristeza, y a la vez de acogedora intimidad […] Hay algo de sublime en todo esto, muerto y triste, que veo todos los días”.
 
La Librería de Cazarabet
www.cazarabet.com
libreria@cazarabet.com
 

domingo, 16 de marzo de 2014

Eco revolucionario español en Crimea

 
Alejandro Medushevsky, sobrino nieto de una legendaria dirigente de la revuelta obrera de 1934
 
04.03.2014
El mito revolucionario asturiano revive en Crimea ochenta años después. Alejandro Medushevsky, un sobrino nieto de Aida la Fuente, el gran emblema de la revuelta obrera de octubre de 1934, dirige una milicia civil prorrusa de 160 hombres en el conflicto de la península ucraniana. Este nieto de la legendaria revolucionaria española nació en la Unión Soviética, donde parte de la familia materna encontró acogida tras salir al exilio en 1939, al final de la guerra civil española. Alejandro Medushevsky reconoce a España como "la madre patria", pero se siente "plenamente ruso". Por ello, está implicado al máximo en la rebelión ciudadana para evitar que Crimea, donde reside y trabaja como funcionario municipal, siga dependiendo de Ucrania, a cuyo nuevo gobierno no duda en calificar de "golpista".
 
"Nuestro futuro pasa por ser un Estado independiente o por convertirnos en una autonomía ligada a Rusia", asegura Medushevsky, en conversación telefónica con La nueva España (diario asturiano perteneciente a Editorial Prensa Ibérica, al igual que LA OPINIÓN) desde su domicilio de las cercanías de la ciudad de Simferópol. Tras un fin de semana de gran tensión y actividad, en el que sus hombres participaron en el bloqueo de una base militar ucraniana que ayer estaba "a punto de rendirse", este descendiente de Aida la Fuente asegura que la situación en el país es "bastante complicada". No obstante, confía en que, finalmente, no estalle un conflicto bélico ni haya enfrentamientos callejeros entre ciudadanos prorrrusos y oponentes proucranianos. "De momento no ha habido violencia, por fortuna, y la milicia que dirijo colabora con la policía para que así siga siendo", subraya.
 
Medushevsky, de 45 años, sostiene que la columna ciudadana que manda es "apolítica" y que se dedica "a ayudar a la gente", pero no esconde de qué lado está en un conflicto que mantiene en vilo a medio mundo. Defiende a Rusia, porque, a su juicio, Vladimir Putin permitirá que se celebre un referéndum en el que el pueblo de Crimea pueda decidir su futuro, algo que "jamás toleraría" el actual gobierno de Kiev. "Aquí la mayoría de la población es rusa y todo el mundo está a favor de Rusia porque las diferencias con Ucrania, tanto históricas como culturales o de cualquier otro tipo, son tremendas", asegura.
 
"El gobierno de Ucrania no es capaz de controlar ni a las fuerzas armadas ni a la policía; vemos que se toleran actos de terrorismo y que se prohíben hasta las lenguas nacionales", abunda Medushevsky, para quien, en estos momentos, "solo una pequeña minoría de la población de Crimea, la de origen tártaro, quiere estar en Ucrania". El sobrino nieto de Aida la Fuente defiende una "solución democrática" para el conflicto. Y pasa por que los ciudadanos voten qué quieren ser. Por ese referéndum que Kiev no quiere ni ver y que el Kremlin aceptaría. "Habría que decidir entre tres opciones: seguir dependiendo de Ucrania, convertirnos en un estado autónomo dentro de Rusia, o independizarnos bajo un cierto protectorado ruso", explica antes de rechazar únicamente, aunque de forma tajante, la primera de las alternativas.
 
Alejandro Medushevsky no se olvida de la región española de la que salieron sus ancestros hace ya 75 años. Su madre, Jesusa Pérez de la Fuente, vive en Gijón. Sin embargo, él no se plantea cambiar Crimea por España.
 
A orillas del mar Negro tiene vida y familia: "Quiero mucho a Asturias, pero yo soy ruso".

martes, 4 de marzo de 2014

Conmemoración del Día de la Mujer Trabajadora

 
En conmemoración del Día de la Mujer Trabajadora, la Asociación de Amistad Hispano Soviética realizamos un acto:
Día 7 de Marzo, 19 hs.
Local Centro Cultural "Miguel Hernandez"
Calle Vieja de Pinto, 9. Renfe "Puente Alcocer"
 
LAS AVIADORAS SOVIÉTICAS EN LA
II GUERRA MUNDIAL
 
Ponente: Alberto Cruz, sobre su Libro "Las brujas de la noche. El 46 Regimiento "Taman" de aviadoras soviéticas en la II Guerra Mundial"
     
Saludos, esperamos tu asistencia.
 
Asociación de Amistad Hispano Soviética

domingo, 2 de marzo de 2014

La Masacre de Volinia, limpieza étnica por el Ejército Insurgente Ucraniano en la II Guerra Mundial


Diego Doña Solar 2/3/14
La Masacre de Volinia es una limpieza étnica realizada durante la Segunda Guerra Mundial por el Ejército Insurgente Ucraniano (Ukrainska Povstanska Armiya, o UPA) y otros grupos armados nacionalistas, nazi-fascistas, que los actuales gobernantes y manifestantes del Euromaidan no tienen ninguna vergüenza en adular, como en el caso de las fotos de Stepán Bandera, líder indiscutible del UPA y la OUN, exhibidas en la plaza Maidan u otros lugares de Kiev. Se estima que sobre 80.000 polacos fueron masacrados, aquí podéis ver las fotos del terrorífico genocidio:
 
Nota ES: (Imágenes de extremada crueldad)
 

sábado, 1 de marzo de 2014

Estreno en Buenos Aires del documental "Mika, mi guerra de España"

Estreno en Buenos Aires del documental "Mika, mi guerra de España".

Cine Gaumont Espacio INCAA Km0 , Rivadavia 1636.
Jueves, 6 de marzo de 2014, 20 horas.
Mika Feldman de Etchebehere y su marido Hipólito Etchebehere fueron testigos de acontecimientos que cambiaron el curso de la historia del siglo XX. Militantes marxistas nacidos en Argentina (ella nacida en el seno de una familia judía escapada de los progroms de la época zarista en Rusia), a fines de la década del 20 emprenden un largo viaje en busca de la revolución que los lleva a recorrer la Patagonia argentina, Berlín y París. Finalmente la encuentran en Madrid, cuando el 18 de julio de 1936 estalla la Guerra Civil Española. Mika pasa de ser la mujer de un líder a convertirse en la única mujer con grado de capitana de las fuerzas republicanas.
En abril de 1937 fue detenida en Madrid, enviada a una cheka e interrogada como trotskista, enemiga de la República, Gracias a las gestiones de sus amigos, especialmente del anarquista Cipriano Mera, fue puesta en libertad pero ya no se la permitió volver al ejército. Permaneció en Madrid hasta días antes de la caída de la ciudad. Dejó un testimonio de su actividad durante la guerra como miliciana en un libro publicado en París en 1975, Ma guerre d'Espagne à moi, editado en español en el año 2003 con el título de Mi guerra de España. Testimonio de una miliciana al mando de una columna del POUM