*

*

Seguir

sábado, 10 de marzo de 2012

El cine durante la Guerra Civil española. La producción en la Unión Soviética

Roman Karmen con milicianos republicanos

Comunicación y Sociedad - Facultad de Comunicación - Universidad de Navarra
VOLUMEN XI Nº2/1998
Autor / Magí Crusells. Doctor en Historia Contemporánea por la Universidad de Barcelona. Especialista en historia y cine, su tesis doctoral versó sobre Las Brigadas Internacionales en el cine documental.

La URSS se erigió como la única potencia protectora de la II Repúplica española. Su ayuda fue sustancial, pero nunca suficiente para que el triunfo se produjera. El Gobierno soviético no sólo envió agentes y asesores militares sino también operadores cinematográficos como Roman Karmen y Boris Makaseiev. Karmen y Makaseiev vinieron a España, en el verano de 1936, como corresponsales de Soiuzkinocronika ­–la produc­tora oficial de noticiarios de la URSS–. El resultado fue incluido en un noticiario dedicado exclusivamente al conflicto español: la serie de 20 números K sovitiyam v Ispanii [1] –cuya traducción sería "Sobre los sucesos de España"–, editado entre septiembre de 1936 y julio de 1937.

Asimismo, la productora Soiuzkinocronika realizó una serie de documentales para difundirlos en diferentes países con la intención de mostrar la resistencia de los republicanos. Un ejemplo fue In Defence of Madrid-La défense de Madrid (1936). Salyút Ispanii y My s vámi (los dos de 1936) –sus traducciones castellanas son "Salud España" y "Estamos con vosotros"–, también producidos por la misma entidad, era un reportaje de la ayuda que el pueblo soviético prestaba a los republicanos. En ocasiones, se realizó una versión en castellano para su difusión en la España republicana. Tal fue el caso de Salyút Ispanii. Na pómosch dietiam i zhénschinam gueroícheskoi Ispanii (En ayuda de los niños y mujeres de la heroica España, L. Zernov, 1936), Dobró pozhálovath (Bienvenidos, V. Soloviov y D. Astradanzev, 1937), Ispanskie diéti v SSSR (Niños españoles en la URSS, R. Guikov, 1937) –todos producidos por la Soiuzkinocronika– y Nóvie továrischi (Nuevos amigos, 1937), producido por el Estudio Central de Documentales de Moscú, tienen la característica que tratan la acogida de niños españoles en la URSS. La defensa de la capital española es el tema central de Madrid sibódnia y Madrid v ognié –cuyas traducciones son "Madrid hoy" y "Madrid en llamas", respectivamente, ambos producidos por Soiuzkinocronika en 1937.

A medida que la guerra fue avanzando y la victoria republicana era más difícil, la producción cinematográfica de la URSS dejó de dedicar atención al conflicto español. Una prueba es que en 1938 no se produjo ningún documental monográfico. Al año siguiente se rodó Dién peremíria v Ispanii (1939), producido por Soiuzkinocronika, que trata sobre la derrota republicana. Su traducción al castellano es "El armisticio en España".

Ese mismo año se presentó Ispania (1939), producido por Mosfilm y estrenado cuatro meses más tarde de que hu­biera finalizado la Guerra Civil española, exalta la ayuda prestada por la URSS a la República es­pañola. Asímismo, también se hace un recorrido histórico del conflicto. Su duración es de casi 89 minutos. Los operadores soviéticos Roman Karmen y Boris Makaseiev soñaban con montar un largometraje titulado Ispania –en castellano, "España"– sobre la guerra civil. El proyecto fue aprobado a finales de 1936 y finalmente Mijail Koltzov –corresponsal de Pradva en la España republicana– se en­cargó de escribir el guión mientras que la selección de material fue deci­sión de Roman Karmen y la realizadora y montadora sería Esther Shub. Pero como el material del que disponían no era suficiente –Karmen y Makaseiev re­gresaron a la URSS en junio de 1937–, se decidió comprar más material cine­matográ­fico rodado sobre el conflicto espa­ñol –en los títulos de crédito del principio se se­ñala que se contó con la colaboración de operadores republica­nos españo­les–. Durante todo el proceso de elaboración del docu­mental se pro­dujeron una serie de cambios en 1938. El primero de ellos fue que Roman Karmen abandonó la URSS, pues fue a filmar la invasión que China había su­frido por parte de Japón. Además, Mijail Koltzov fue sustituido por Vsevolod Vishnevsky, como conse­cuencia de las purgas es­talinistas, siendo ejecutado en 1941. La lo­cución estuvo a cargo del propio Vishnevsky. El resultado final es de gran calidad por la fuerza expresiva de alguna de las se­cuencias montadas.

[1] El redactor de los guiones de K sovitiyam v Ispanii fue Mijail Koltzov, corresponsal de Pravda y que colaboró con los mandos de las Brigadas Internacionales, sobre todo a raíz de su gran amistad con el general Lukacs.

No hay comentarios: