*

*

Seguir

viernes, 27 de enero de 2012

Ellos vencieron al Fascismo


Por Oleg K.
Amistad Hispano Soviética 27 de enero 2012
Dentro de unos días vamos a recordar unos de las mayores epopeyas del siglo XX. La batalla de Stalingrado. El fin de aquella batalla se cumplió el 30 de Enero de 1943, cuando se rindió el 6º Ejército nazi.

Siempre hemos defendido a través de este blog, en nuestra sección del Ejército Soviético, la íntima relación del Estado Sovietico, del Proletariado y el Ejército Rojo. Más aún. La fusión fue completa en Stalingrado. En aquellos meses el proletariado soviético defendió su modo de vida frente al imperialismo. Creó, adiestró y desarrollo cientos de milicias de combate, que directamente de las fábricas, mujeres y hombres, se trasladaron a primera línea. Batallones de milicianos, de civiles e ingenieros diseñaron una red defensiva compuestas de zanjas antitanques, trincheras, nudos defensivos y blocaos de artillería móvil. El responsable de las operaciones General Chuikov, estratégicamente preparó la trampa a las tropas de élite alemanas (aquellas mismas que tomaron Bélgica, Francia y Yugoslavia) que se creían invencibles, empatanándolas en combates fábrica por fábrica, segmentándolas como ejército, en multitud de pequeñas batallas cada vez más cruentas. Cientos de oficiales, científicos y estrategas planificaron durante esos meses las operaciones defensivas, de contención y contraofensiva. Creando nuevas formas de combate: secciones de cuña, posiciones castillo, grupos de tormenta, secciones de francotiradores antioficiales, grupos de flanqueo, flota de paso del Volga nocturno, etc... Y cuerpos de ejército en la retaguardia, que dieron el golpe por los costados rodeando y exterminando cerca de un millón de soldados nazis.

El resultado fue el cambio del futuro estratégico en la 2ª Guerra Mundial. Los nazis ya no pudieron ganar la guerra, tuvieron que reexaminar sus principios y en el frente las decisiones ofensivas fueron pasando a los soviéticos. En las esferas imperialistas anglo-norteamericanas entendieron que la URSS, podía destruir la máquina nacionalfascista y sobrevivir ante la guerra de aniquilación impuesta, y aunque no quisieron abrir otro frente a los hitlerianos, tuvieron que aceptar a la Unión Soviética como aliada, olvidándose de momento, de llegar a compromisos con la Alemania nazifascista.

En su recuerdo dejamos el siguiente documental de agradecimiento soviético a los luchadores que hicieron posible la libertad del proletariado mundial.

2 comentarios:

Manu LF. dijo...

Muy buena aportación.
Hay forma de descargarlo??

Muchas gracias.

Mª José Barreiro López de Gamarra dijo...

¿Descargarlo? el tema esta delicadillo últimamente, no se si estara disponible desde alguna web.

Puedo ver si se puede conseguir copia, ya te dire algo
un abrazo

MJ