*

*

Seguir

domingo, 15 de febrero de 2015

Desde Rusia con memoria histórica

Foto: Alberto Aragón
 
La historia de los niños de la guerra contada a través de sus testimonios llega a la fundación hernandiana. El Ateneo Sociocultural Viento del Pueblo busca recuperar la historia de los pequeños obligados a emigrar y que nunca volvieron a España
 
«Los hoy viejos niños de la guerra de ayer hemos vivido una vida que no escogimos libremente, pero ha sido nuestra vida y nos sentimos solidarios con ella». Son palabras de uno de los testimonios que recoge la exposición 'Los niños de la guerra cuentan su vida. Cuentan tu historia' que el pasado viernes se inauguró en la sede de la Fundación Cultural Miguel Hernández. Distintos paneles reivindican la memoria de aquellos pequeños que fueron obligados a emigrar, embarcados o subidos a trenes por sus padres para salvarles la vida durante la Guerra Civil, y que aunque se fueron con la promesa de que volverían a sus casas en su mayoría nunca lo hicieron.
 
El Ateneo Sociocultural Viento del Pueblo, en su labor por la recuperación de la memoria histórica, pretendía que Orihuela conociera esta exposición que ha recorrido diversas localidades de España y que ha llegado a la ciudad desde Alcoy, sobre todo porque son sus propios protagonistas los que la cuentan. Ginés Saura recuerda que fueron aproximadamente tres mil los niños que se enviaron a Rusia durante la contienda española y aunque muchos de ellos murieron durante la ocupación nazi de la URSS en la Segunda Guerra Mundial otros lograron sobrevivir e hicieron su familia allí. «Todo eso se había olvidado, por lo que se trata de recopilar archivo, testimonios de personas en el exilio y supervivientes» que hoy se siguen dando cita en el Centro Español de Moscú, un lugar que según Saura está al borde del cierre porque apenas reciben ayudas pese a que todos los responsables políticos españoles que lo han visitado durante décadas las prometieron, como también se deja patente en la exposición. La muestra cuenta con fotografías de esos niños, de su vida posterior en Rusia y numerosos dibujos que se han recuperado además de los testimonios.
 
«También se deja claro cómo fue la gran acogida que se les dio en Rusia, con colonias hechas específicamente para ellos y donde se posibilitó que la mayoría de ellos acabara con carreras de grado superior», indica el integrante del Ateneo. La exposición ha sido posible con la colaboración entre AGE (Asociación Archivo Guerra y Exilio) y el Centro Español de Moscú, La Fundación Nostalgia y el Archivo Nacional de Cataluña. Reúne material recuperado por estas organizaciones así como documentos de los mismos niños y cuenta con textos extraídos de libros de memorias publicados por ellos así como cartas enviadas durante su estancia en la URSS e informes internos de los responsables españoles de los pequeños.
 
Estará en Orihuela hasta el 27 de febrero y el horario de visitas es de lunes a viernes de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 19.00 horas.

No hay comentarios: