*

*

Seguir

lunes, 2 de marzo de 2015

El Comité de Apoyo a la Ucrania Antifascista de Madrid enviará más brigadistas al Donbass el próximo mes de mayo

Foto Disopress
Ver vídeo
Disopress - Madrid, 27 de febrero de 2015
Apenas 24 horas despues que la Policía Nacional detuviera a ocho españoles por su participación en el conflicto del este de Ucrania, el Comité de Apoyo a la Ucrania Antifascista de Madrid ha confirmado el envío al Donbass de una nueva brigada de voluntarios internacionalistas y ha publicado un vídeo en Youtube llamando a la participación, ya sea de forma física o a través de colaboraciones.
 
Los activistas formarán parte de la segunda Caravana Antifascista de la Banda Basotti que, al igual que hiciera la primera, que ya estuvo en tierras ucranianas el pasado mes de septiembre, viajará al Donbass en labor humanitaria el próximo mes de mayo.
 
El objetivo, según han explicado sus organizadores, es “trasladar su solidaridad a los pueblos del Dombás que heroicamente resisten la embestida fascista” y hacerles entrega de artículos de primera necesidad, pero también denunciar la “manipulación mediática” y el papel de Estados Unidos y la OTAN en un conflicto que consideran político.
 
La caravana, que tiene prevista su salida para el próximo 9 de mayo –una fecha simbólica que coincide con el 70 aniversario del Día de la Victoria sobre la Alemania nazi– contará con al menos una decena de voluntarios procedentes del Estado Español que integran la llamada ‘Brigada Rubén Ruiz Ibárruri’, en homenaje al militar español, hijo de ‘La Pasionaria’.
 
Algunos de ellos son los mismos que viajaron al este de Ucrania durante el verano, entre ellos Ramiro que, en una entrevista concedida a DISOpress a su regreso, narraba su experiencia en Lugansk y describía la situación en Ucrania como “una auténtica guerra medieval”.
 
Los ocho detenidos por luchar en Ucrania, acusados de asesinato, sedición y atentado contra los intereses de España
 
Los detenidos son ocho ciudadanos procedentes de Asturias, Cataluña, Extremadura, Madrid, Murcia y Navarra que supuestamente combatieron con las milicias populares del Dombass y a quienes ahora les imputan, entre otros cargos, delitos de asesinato, tenencia de armas y explosivos, y atentado contra los intereses de España en el extranjero.
 
Aunque todavía se desconocen muchos detalles del caso, parece que el primero de los delitos podría basarse en su colaboración con grupos que habrían participado en combate, mientras que el segundo se sustentaría en las imágenes y vídeos colgados por los acusados en sus propias redes sociales en los que aparecían armados.
 
Se trata en todo caso de comportamientos difíciles de probar como constitutivos de delito según la legislación española que, en principio, no castiga civil ni penalmente la participación voluntaria en un conflicto bélico extranjero. Prueba de ello es la contratación de españoles por parte de empresas privadas de seguridad que operan en zonas de conflicto y utilizan armamento pesado, una práctica habitual en España y ampliamente conocida por el gobierno.
 
Tampoco está nada claro que pueda ser constitutivo de delito el que los voluntarios españoles hayan participado en el conflicto ucraniano del lado de los llamados “separatistas prorrusos”, pues ninguna de las milicias integradas en este bando está considerada una organización terrorista por las Naciones Unidas.
 
“La solidaridad no es ningún delito”
 
“La solidaridad no es ningún delito”. Con esta frase cerraba el Comité de Apoyo a la Ucrania Antifascista de Madrid una rueda de prensa convocada esta misma tarde para mostrar su apoyo y su solidaridad a los ocho voluntarios detenidos, y pedir su inmediata liberación sin cargos.
 
“En contra de las mentiras y acusaciones vertidas por algunos medios de comunicación”, el Comité de Solidaridad con la Ucrania Antifascista “no es ni pretende ser ninguna suerte de oficina de reclutamiento”, han dicho en la convocatoria, en la que han defendido además la actuación del Comité y de las brigadas que, aseguran, “se basa en la solidaridad” y “busca proporcionar ayuda humanitaria”.
 
La plataforma ha aprovechado además el acto para denunciar “la hipocresía de los medios de comunicación” a quienes dicen, “no les ha parecido relevante el genocidio de civiles en el este de Ucrania”, y el “cinismo” del Gobierno español que “habla de neutralidad, a la vez que colabora directa y públicamente con el gobierno ilegal ucraniano”.
 
Los ocho detenidos ayer por la mañana fueron puestos en libertad con cargos a última hora de la tarde de ayer.

No hay comentarios: