*

*

Seguir

martes, 24 de septiembre de 2013

Entre España y Rusia: Recuperando la historia de los niños de la guerra


Del 3 al 20 de octubre de 2013 en la Sala Expresa 2
La Cárcel Segovia Centro de Creación
Avda. Juan Carlos I s/n (Segovia)

La exposición Entre España y Rusia. Recuperando la historia de los Niños de la Guerra, organizada por la Fundación Pablo Iglesias y subvencionado por el Ministerio de la Presidencia del Gobierno de España, pretenden reconstruir la vida de aquellos niños que tuvieron que abandonarlo todo por culpa de la guerra.

Pero no se trata de recuperar su historia a partir de los documentos oficiales o las crónicas periodísticas de la época, sino de reescribirla dando prioridad a sus propias palabras, a sus testimonios orales y escritos (dibujos, redacciones, cartas, memorias, diarios, autobiografías, etc.) con el propósito último de dar a conocer este fenómeno histórico tanto en España como en Rusia y, al mismo tiempo, rendir un sincero homenaje a sus protagonistas.

Entre 1936 y 1939, España sufrió los efectos de una cruel guerra fraticida que acabó con miles de infancias. Los niños españoles padecieron, al igual que los adultos, las consecuencias del conflicto y fueron víctimas directas de las hostilidades. Tuvieron que hacer frente a la escasez de alimentos, a la insalubridad y a numerosas enfermedades. Vieron cómo la violencia y la venganza se adueñaron de las calles, que pasaron de ser espacios de juego y recreo a lugares peligrosos y prohibidos. Las sirenas y los refugios se convirtieron en su día a día debido a los constantes bombardeos que asolaron el país. Dejaron de ir a las escuelas. A muchos no les quedó más remedio que marcharse. Convencidos de que sólo así podrían sobrevivir, sus padres decidieron que formaran parte de alguna de las numerosas campañas de evacuación organizadas por el Gobierno de la República. Las evacuaciones de niños al extranjero constituyeron así el primer exilio del pueblo español derivado de la Guerra Civil.

De entre todos los países que acogieron a los menores españoles, la Unión Soviética fue, sin duda, el que generó las mayores alabanzas y críticas del momento, el que más encendió las conciencias y sacudió los corazones. Los 2.895 niños que desembarcaron en los puertos de Yalta y de Leningrado entre el 21 de marzo de 1937 y finales del mes de octubre de 1938 despertaron tanto interés entonces como lo despiertan ahora, 75 años después de su partida.

(*) Adaptación del texto que presenta la exposición de Verónica Sierra Blas (Directora científica de la exposición).

Paneles
Panel 1. Guerra e infancia.
Panel 2. De la evacuación al exilio.
Panel 3. Una patria tres mil destinos.
Panel 4. De españoles a rusos. Vida cotidiana, educación y política.
Panel 5. Entre dos guerras.
Panel 6. Retornos y memorias. 
 

No hay comentarios: