*

*

Seguir

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Una integrante de las Pussy Riot encarcelada denuncia torturas y violaciones de los DDHH

Colonia de Corrección de Mordovia IK14 /
ИК-14 (поселок Парца, Мордовия)
Фото: @gruppa_voina / twitter

-Nadezhda Tolokónnikova describe en una carta jornadas laborales de 16 horas, abusos y palizas mortales


-La joven ha iniciado una huelga de hambre en protesta por el trato a las reclusas en la prisión de Mordovia

 

25/9/13 El Periódico / Moscú 
La integrante del grupo punk Pussy Riot Nadezhda Tolokónnikova ha sido trasladada a una celda de aislamiento por cuestiones de seguridad tras recibir amenazas de muerte en la prisión Ik-14 de la república rusa de Mordovia, donde cumple una condena de dos años por "gamberrismo motivado por odio religioso" tras escenificar en febrero del 2012 una plegaria punk en el principal templo ortodoxo ruso, la catedral de Cristo Salvador de Moscú. La joven empezó el lunes una huelga de hambre para denunciar los abusos a los que son sometidas las reclusas y las violaciones de los derechos humanos de que son víctimas. Coincidiendo con esta protesta, Tolokónnikova ha remitido a diversos medios rusos una carta en la que da cuenta de los malos tratos que reciben ella y sus compañeras.

Jornadas laborales de 16 o 17 horas cada día de lunes a domingo, con solo cuatro horas para dormir y un día libre cada mes y medio, castigos que incluyen el veto a la higiene o a la comida, palizas mortales y presiones para conseguir cumplir con la producción --Tolókónnikova trabaja en prisión en un taller textil-- o el ambiente de pánico que crean reclusas veteranas a las órdenes de la dirección forman parte del día a día de la miembro de Pussy Riot y de sus compañeras.

En la carta, Tolokónnikova relata que nada más llegar a la prisión, el director del centro ya le advirtió de que él era "estalinista" y que un funcionario le dijo: "Seguramente ya no vas a sentirte mal ya que en el otro mundo nadie se siente mal", palabras que ella ha interpretado como una amenaza directa contra su vida.

Palizas de reclusas veteranas 
Al estado de terror colaboran, cuenta la artista, reclusas de confianzas que reciben órdenes de la dirección penitenciaria. Algunas se encargan de dar palizas a presas que presentan problemas. "Antes de mi llegada, mataron de una paliza a una gitana (...) Dijeron que murió de un infarto", cuenta.

Los castigos también se han cobrado víctimas. La joven recuerda el caso de una mujer a la que castigaron obligándola a quedarse a la intemperie en pleno invierno ruso. Sufrió congelaciones y le tuvieron que amputar una pierna y los dedos de una mano.Buena parte de la misiva está dedicada a contar las condiciones de trabajo de las reclusas. 

El taller de costura en el que trabaja Tolokónnikova debe producir 150 uniformes cada día. Por ello reciben un sueldo de 29 rublos (50 céntimos de euro). Quienes no cumplen con la producción requerida, reciben castigos, como obligarlas a coser desnudas. "En la zona de producción reina una atmósfera nerviosa amenazante. Las condenadas llevan sueño atrasado, estresadas por la carrera para cumplir con el volumen inhumano de producción (...). Hace muy poco a una chica le clavaron unas tijeras en la cabeza por no haber entregado unos pantalones a tiempo", explica.

Si te quejas, peor 
Las pésimas condiciones de higiene y la mala alimentación ("pan seco, leche diluida en agua, cereales agrios y patatas podridas") son otros de los aspectos que ha denunciado la joven, que advierte de que los responsables de la prisión dejan claro a las reclusas que cualquier queja solo empeorará las cosas.

"Si te quejas de que no tienes agua caliente, entonces se la quitarán a todas", dice a modo de ejemplo. "Contigo sufrirá todo tu destacamento y toda la colonia. Y lo más ruín de todo, lo pagarán la gente que ha llegado a ser apreciada por ti. A una de mis amigas le quitaron la libertad condicional que estaba esperando siete años haciendo méritos para conseguirla cumpliendo con más volumen de trabajo del que le habían fijado. Se la quitaron por haber bebido conmigo te", relata.

La abogada de la joven ha advertido del peligro del aislamiento porque "los funcionarios de prisión --a los que la artista acusa de amenazarla-- también tienen acceso allí"  

No hay comentarios: